Buscar
  • Irma Gonzalez R

Conjunción Júpiter y Neptuno en Piscis. Memorias de Mintaka.





En abril del 2011 después de 175 años, el planeta Neptuno retornó al signo de Piscis donde estará por 14 años hasta el 2026, activando una extraordinaria energía de inconsciente colectivo para recordarnos que somos como un cardumen en el océano de la conciencia, viajando incansablemente hacia la transcendencia.



Neptuno y Piscis


Neptuno es el octavo planeta en distancia respecto al Sol y el más lejano del sistema solar. Forma parte de los denominados planetas exteriores, representa el elemento agua y es regente del signo de Piscis. Es un planeta denominado transpersonal, nos ayuda a transformarnos mostrando la cara más sensible de cada uno, aquello que nos hace feliz y también aquello por lo que sufrimos al no comprenderlo. Arropa lo misterioso, lo indescifrable, lo desconocido, lo invisible, el extramundo, los sueños, el arte, y la música.


Neptuno y Piscis vibran bajo el principio de lo indeterminado, no tienen límites. Estas aguas sensibles gobiernan los océanos, los mundos sutiles, los sueños, la imaginación, el idealismo, lo sublime, también los sentimientos de empatía y la entrega incondicional. Neptuno es el planeta de la compasión, la renuncia y el misticismo; pero también tiene su polaridad, Neptuno necesita comprender y encontrar su lugar en el mundo. Cuando esto no sucede escapa de la realidad refugiendose en cualquier estímulo que lo mantenga fuera de si mismo (drogas, alcohol, fantasías).


Neptuno en Piscis es el arquetipo de la disolución, bien aspectado es capaz de integrarse en el Todo y volver a la Unidad. Disolverse requiere soltarse, soltar el control, el ego y los apegos. Para disolverse hay que romperse…



Júpiter conjunción Neptuno en Piscis


El 8 de abril del 2020 Júpiter y Neptuno harán conjuncion exacta en el grado 23º de Piscis. La unión de estos dos gigantes busca despertar la conciencia global. Júpiter es el planeta más grande del sistema solar y el quinto en orden de lejanía al Sol.​ Es un gigante gaseoso que forma parte de los denominados planetas exteriores y en astrología es muy conocida su cualidad expansiva. Donde llega Júpiter lo exalta todo, es como el "alma de la fiesta", además no tiene polaridad el simplemente expande hacia cualquier dirección.


Socialmente llega para activar la verdad y la compasión de la humanidad, muy parecido a lo trajo Siddhartha el Buda durante su despertar espiritual. Júpiter representa al Avatar, al Gurú, al Maestro espiritual que llega para acompañar y proteger en el camino hacia lo desconocido. LLega para abrir la consciencia colectiva y depende de nuestro discernimiento si esto sucederá con amor o con sufrimiento. El Amor es el Guía…


A nivel personal esta conjunción despierta una corriente creativa muy potente que tal vez ya estes sintiendo, todo evento creativo pertenece a la manifestación de lo Divino.





Bajo el concepto de simetría o correspondencia, esta gran y esperada conjunción me recuerda a las Semillas Estelares.


Memorias de Mintaka


Las Semillas Estelares son seres ancestrales que habitan en los planos superiores de algunas zonas del cosmos, y que eligieron venir voluntariamente al planeta tierra con un gran propósito, "el de ayudarnos a expandir nuestra conciencia universal". Son seres profundamente espirituales y están intimamente conectados con la Fuente, (lugar divino donde se crean las manifestaciones).


La constelación de Orión es donde recibimos mayor cantidad de Semillas Estelares. De aquí la relación tan intima que tiene Orión con la raza humana desde la antigüedad. Nuestros antepasados vivían en comunión y armonía con estos especiales seres nutriendose de sus especiales conocimientos y gran sensibilidad.


El cinturón de Orión está compuesto por tres brillantes estrellas alienadas que reciben el nombre de Mintaka, Alnilam y Alnitak, conocidas coloquialmente como las tres Marías o los tres Reyes Magos. Hace poco se reconoció que estas tres estrellas coincidían en alineación directa con los vértices de las tres Pirámides de Egipto.


Mintaka la primera estrella de arriba hacia abajo del cinturón, es un sistema de subestrellas binarias siendo la de mayor tamaño de color azul brillante y expansivo (júpiter), en la que habitaron unas semillas estelares de nombre “Mintakianos”.


Mintaka es un reino de agua, un mundo acuático, vivo, misterioso y muy espiritual, despierta la sensación de estar en todas partes al igual que los océanos (Neptuno). Sus habitantes los Mintakianos son seres altos, delgados y esbeltos; puros en su sentir y de gran belleza, su piel es de color azul suave, sus brazos y piernas muy estilizadas de ahí su gran movilidad debajo del agua. Son seres extremadamente sensibles, y vibran en la frecuencia de las aguas color turquesas (octavo Chakra).





Lon Mintakianos conformaron el primer grupo de esencias que bajaron al planeta tierra, aquí fueron conocidos como Los Antiguos, se cree son los responsables del desarrollo de muchas sociedades avanzadas como la Atlántida y Egipto. Encarnaron como almas humanas desarrolladas que impartieron sabiduría y amor de forma altruista, con la finalidad de que pudiésemos vivir amorosamente y en hermandad.


“Muchos mintakianos en la tierra sienten un extraño anhelo por su hogar y luchan contra el sentimiento de que no pertenecen a ningún lugar (piscis). Se cree que esto se debe a que su planeta-estrella de origen ya no existe en los planos superiores, fue destruido por una catástrofe por lo que necesitan sanar su chakra raíz, el arraigo, para poder sentirse a salvo y seguros."

Rebeca Campbell


Si vibras con está energía seguramente eres una semilla estelar proveniente de Mintaka, y tu trabajo consiste en reconocer tu elección, sanar tu raíz, y entregarte a tu propósito divino, acompañar a la humanidad en su camino amoroso de retorno al Uno.



¿Cúal es el mensaje de la conjunción Júpiter Neptuno en Piscis?


Un mensaje simple y definitivo, volver al corazón, volver a la esencia, dejar que fluya la Gracia, y tratar de abandonar las corazas que hemos construido para evitar sentir, los muros ancestrales que ocultan nuestra sensibilidad ante lo no comprendido...la ignorancia.


Aprender que ya no es necesario luchar contra molinos de vientos, los demonios internos ya no se derrotan en batallas, llego el tiempo de abrazar e integrar. Los muros ya no son necesarios, somos corteza viva, fuerte y flexible, penetrable y segura, una corteza que nutre y protege sin hacer daño, acompañando la esencia hacia la Luz que disuelve las nieblas (Neptuno).


Los dos gigantes traen examen de consciencia y responsabilidad, traen consciencia global, nace la necesidad de unirnos en grupo para cuidar del Hogar. Unirnos en nuevas filosofías de vida más protectoras (Júpiter), y sostenibles (Neptuno). Cuidar del planeta solo requiere tomar responsabilidad de nuestros actos sin culpas ni juicios. No hay culpables solo ignorancia...


Si vemos allí fuera ahora mismo, después de los acontecimientos vividos en el 2020 puede que nos cueste creer que esta luz este llegando al planeta, y con razón. Incluso desde mi ojo astrológico trato de observar con esperanza que se abra la ventana celeste, que permita entrar la luz cálida de esta espiritual conjunción. Cuando entra una Nueva Era (Acuario), es normal un tiempo de confusión y ajuste, el cambio trae inestabilidad mientras encuentra el nuevo núcleo.


Esta configuración ha sido muy esperada por los astrolog@s, nos sujetamos a ella con esperanza de que la Verdad, la Luz, el Amor incondicional y la Espiritualidad emergan... aún con todas sus consecuencias.





Correspondencias de Neptuno en Piscis.


Una historia:

Una muñeca de sal recorrió miles de kilómetros de tierra firme, hasta que, por fin, llegó al mar. Quedó fascinada por aquella móvil y extraña masa, totalmente distinta de cuanto había visto hasta entonces.

"¿Quién eres tú?", le preguntó al mar la muñeca de sal.

Con una sonrisa, el mar le respondió: "Entra y compruébalo por ti misma".

Y la muñeca se metió en el mar. Pero, a medida que se adentraba en él, iba disolviéndose, hasta que apenas quedó nada de ella.mAntes de que se disolviera el último pedazo, la muñeca exclamó asombrada: "¡Ahora ya sé quién soy!".

Cuento Sufí


Reino animal: Las ballenas y los cetáceos en general.


Reino vegetal: Sauce Llorón (Salix babylonica).


Cuerpo humano: Los pies y el sistema linfático.


Paisaje: Una playa tranquila.


Geografía: Islas y penínsulas.


Sentido: El sexto, la intuición.


En el agua: Mares y océanos.


Sentimiento: La compasión.


Debilidad: Las adiciones y el fanatismo.


Seres mitológicos: Sirenas y Nereidas (ninfas de mar).




Irma González Rivas

Profesora de Yoga y Astróloga.